Archivo de la categoría ‘Videojuegos’

Un niño gasta casi 2000 euros en un juego freemium para el iPad

Hay que tener cuidado a la hora de dejar a los niños jugar con los dispositivos móviles, ya que nunca se sabe lo que puede pasar. Esto es lo que ha aprendido recientemente un matrimonio de Bristol, cuando recibieron una factura de 1.700 libras, casi 2.000 euros, por compras en la tienda iTunes.

Y es que Danny Kitchen, de cinco años, gastó esa cantidad en el juego Zombies vs. Ninjasdisponible en el iTunes Store de Apple. En apenas diez minutos, el pequeño destrozó el presupuesto familiar comprando diferentes paquetes de complementos, algo habitual en los juegos freemium.

El pequeño pidió a su padre el identificador de Apple para descargar el juego, asegurando que era una aplicación gratuita, por lo que sus progenitores no prestaron mayor atención. Tal vez no sabían que el peligro empezaba justo entonces.

Zombiesvsninjas

La sorpresa llegó cuando los Kitchen revisaron su correo electrónico y vieron las facturas emitidas por Apple. Y es que la descarga del juego, que consiste en lanzar dardos o bombas a los zombis que aparecen en pantalla, es gratuita; sin embargo, una vez completado el nivel, hay una opción para continuar jugando o comprar más armas, que cuestan unos 80 céntimos cada tres, o bien 69,99 libras (81 euros) por adquirir 90.000 dardos o 333 bombas. Al parecer, el pequeño compró varias docenas de estos paquetes.

Parece ser que este tipo de incidentes no son infrecuentes. Sin embargo, Apple no devolverá el dinero a la familia Kitchen, ya que todos sus dispositivos cuentan con sistemas de control parental que permiten a los padres o tutores restringir el acceso a Internet o clasificar el acceso a determinado contenidos según la edad;  además, todos los dispositivos iOS incluyen la opción de desactivar la función de compra de iTunes.

Un consejo: si deja su smartphone o tableta a sus hijos pequeños, antes desactive la conexión a Internet, por lo que pueda pasar.

 

>Con un móvil bajo el brazo

>Los niños y adolescentes de hoy hacen un uso intensivo de las nuevas tecnologías, lo que puede crearles ansiedad. La mitad confiesa que ha respondido un ´sms´ o una llamada cuando ya estaban dormidos.

IGNACIO A. CASTILLO. MÁLAGA Desde hace un tiempo a esta parte, los niños españoles no nacen con un pan debajo del brazo. Lo hacen con un móvil. O con un ordenador. El uso de las nuevas tecnologías constituye una base sólida en su día a día. Han crecido aprendiendo a navegar por internet y a mandar ´sms´. Es, la generación interactiva, como la denominan los profesores de la Universidad de Navarra Xavier Bringué y Charo Sádaba, que la pasada semana presentaron en Madrid su estudio ´Niños y adolescentes ante las pantallas´.

Entre otras cosas, el informe concluye que más de la mitad de los menores confiesa que ha respondido un mensaje corto o una llamada de noche, cuando ya estaban acostados, porque no hacerlo les genera ansiedad. Y es que sólo un tercio de los jóvenes apaga el móvil en alguna ocasión a lo largo del día. Y la muestra es muy representativa. Entre marzo y junio de 2009, los autores del libro han entrevistado a más de 13.000 menores españoles de entre 6 y 18 años de edad.

Los jóvenes hacen un uso intensivo de las nuevas tecnologías. Eso es evidente. El reto consiste, precisamente, en fomentar y garantizar un uso adecuado y responsable. El ejemplo de los padres es fundamental, también en este aspecto, según Charo Sádaba, que propone crear un ´parking de móviles´ en casa, donde se dejen los terminales cuando la familia esté reunida.

Otros datos que pueden resultar inquietantes: el 100% de los encuestados que tiene 16 ó 17 años dice tener móvil propio y un tercio de los menores reconoce que lo tiene porque se lo regalaron sus padres, sin que lo hubieran pedido. La precocidad es una característica de esta generación interactiva, es decir, cada vez los niños tienen acceso a las nuevas tecnologías a edades más tempranas. El 25% de los escolares españoles de entre 6 y 9 años de edad tiene móvil propio y otro 30% declara que usa el móvil de otra persona, para enviar ´sms´ o para jugar. “Es una generación muy equipada que tiene mucho de todo”, explica Sádaba. La capacidad de acceder a la tecnología parece infinita.

Víctimas o verdugos. Esta familiaridad tiene otros riesgos. ¿En qué medida los adolescentes españoles han sido víctimas o verdugos de lo que se ha venido a llamar ´ciberbullying´, es decir, acoso por internet? El 8% asegura haberse sentido alguna vez perjudicado en este sentido y el doble, es decir, el 16%, ha ejercido este acoso a través de la red. “Hay el doble de verdugos que de víctimas, y las chicas son las más utilizan las nuevas tecnologías en uno u otro sentido”, añade la autora del libro.

Para evitar este tipo de abusos, Sádaba también plantea que los ordenadores no estén en el dormitorio del adolescente, sino en un lugar de casa donde los padres puedan preguntar con naturalidad en qué páginas está navegando, “sin que haya puertas cerradas de por medio”. “El 38% de los escolares encuestados tiene el ordenador en su cuarto”, agrega.

Internet ya supera a la televisión en las preferencia de los adolescentes. La televisión es como la radio para generaciones anteriores, ya que la mayoría de los jóvenes la ve mientras hace otra cosa. Por ejemplo, chatear o hablar por el móvil, de nuevo el móvil, en el 20% de los casos.

Fuente: La Opinión de Málaga

>Buen uso de mp3 y videojuegos

>

Presentada en el IES Santa Bárbara la campaña “Mp3 y videojuegos, disfruta con precaución”.

Promovida por el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos, incluye charlas en los institutos, así como abundante material informativo que se repartirá en las farmacias a los padres.

La campaña se ha inaugurado hoy en Málaga con un acto en el Instituto Santa Bárbara en el que han estado presentes el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, Javier Tudela, el delegado provincial de la Consejería de Educación, Antonio Escámez, la coordinadora del Instituto Andaluz de la Juventud en Málaga, Alicia Morillo, y la jefa del Servicio de Salud de la delegación provincial de Salud de Málaga, Yolanda González.

Tras la presentación de la campaña, el Vocal de Óptica y Acústica del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, Luis Cespedosa, ha ofrecido una charla a los alumnos de 3º y 4º de ESO de este centro, a los que les ha descrito los peligros innecesarios a los que se exponen haciendo un uso inadecuado de mp3 y videojuegos.
El Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos es consciente de que todos esos riesgos no son suficientemente conocidos, de ahí que haya iniciado una campaña que se dirigirá a los institutos y centros educativos andaluces, así como a las propias farmacias, desde las que se informará a los jóvenes y a sus padres de la conveniencia de tomar algunas preocupaciones en el uso de estas nuevas tecnologías.
Así, y en relación con los mp3, los alumnos conocerán que no deben usar reproductores con más de 85 decibelios de potencia, ni superar nunca las dos horas de uso continuado, ni conservar aparatos en malas condiciones, ni tampoco priorizar sistemáticamente esta opción de ocio sobre otras actividades sociales, deportivas o familiares.
Sobre los videojuegos, los jóvenes han conocido que el abuso de ellos puede provocar molestia en los ojos, vista cansada, calambre y hormigueo en las manos, jaquecas, ansiedad, sobrepeso y obesidad, aislamiento y disminución de la autoestima, entre otros perjuicios físicos, psicológicos y sociales frecuentes. Para evitar estos problemas, y entre otros consejos, han recibido la recomendación de situar la pantalla a más de 70 cms de distancia, tomar descansos frecuentes durante el juego, compartir el tiempo de ocio con los amigos y la familia y evitar la viodeconsola antes de ir a la cama o en situaciones de tensión.
La campaña del Consejo Andaluz, que lleva como eslogan “Mp3 y videojuegos, disfruta con precaución”, incluirá charlas en institutos en todas las provincias andaluzas, dirigidas a jóvenes entre los 14 y los 17 años de edad, así como abundante material informativo que se repartirá en las farmacias a los padres.

Más información en

Diario Sur