El delegado de Educación ha visitado las cocinas centrales de la empresa Col-Servicol y el comedor del colegio María Zambrano

Elaboración de los platos calientes

Continúan las acciones informativas que las empresas concesionarias de los comedores escolares están desarrollando para dar a conocer el funcionamiento del servicio

El delegado provincial de Educación, Antonio Escámez, ha visitado hoy las cocinas centrales de la compañía Col-Servicol en Málaga, dentro de la campaña de “puertas abiertas” que las empresas concesionarias del servicio de comedor escolar están desarrollando en toda la provincia para mejorar el conocimiento sobre el funcionamiento de este servicio y sus garantías de calidad. Asimismo, se ha desplazado después al Colegio de Educación Infantil y Primaria María Zambrano de la capital malagueña, donde ha compartido almuerzo con los alumnos y alumnas del comedor.

En la visita a Col-Servicol han participado tanto responsables de la Consejería de Educación como representantes de los equipos directivos y padres y madres del alumnado de varios centros educativos en los que presta su servicio esta compañía. Esta labor divulgativa forma parte de las obligaciones que las empresas asumen con la Consejería de Educación al convertirse en adjudicatarias del servicio de comedor escolar. Entre otras acciones, se están desarrollando visitas guiadas a las cocinas centrales, degustación de menús y catas ciegas, charlas informativas a cargo de expertos nutricionistas, posibilidad de que los padres asistan y puedan comer en el comedor escolar con sus hijos o hijas, etcétera.

El gerente provincial del ISE, el director de Servicios a la Comunidad Educativa de ISE Andalucía, el delegado de Educación y el director del CEIP María Zambrano degustan el mismo menú que los escolares

Además de Col-Servicol, empresas como Serunión, Eurest, Mediterránea de Cátering, Mendoza y Palomo, El Cántaro y Cátering Perea Rojas han programado ya diferentes actividades. En la provincia de Málaga, alrededor de 3.000 madres y padres de 200 centros educativos podrán participar durante este curso escolar en estas actuaciones informativas.

Los asistentes han podido observar los diferentes pasos que intervienen en la confección de los menús, desde que los productos llegan hasta las cocinas hasta que los platos son servidos en los centros. Así, los asistentes han comprobado cómo la comida se elabora al modo tradicional pero con estrictas normas de higiene; posteriormente se enfría para evitar el desarrollo de gérmenes patógenos; se envasa y etiqueta con sus datos de producción y caducidad; y se conserva en frío sin llegar a la congelación.

De cada plato se toma una muestra o testigo que se guarda durante 72 horas y que se somete a análisis para garantizar la inexistencia de contaminación. Los menús se transportan a los centros manteniendo la cadena del frío hasta el momento del consumo, cuando son calentados y servidos a los escolares a la temperatura adecuada. Las empresas, según las exigencias que marca la Administración educativa, deben servir a los centros por lo menos dos veces por semana.

Los escolares adquieren hábitos de vida saludable

Los asistentes han podido realizar además una degustación de platos preparados en esta cocina con destino a diferentes centros educativos malagueños. Según el modelo de menú saludable impulsado desde la Consejería de Educación, en los menús escolares debe haber presencia diaria de verdura, hidratos de carbono (pastas, arroz, patatas, pan…), proteínas (con más presencia de pescado que de carne, así como huevos y legumbres) y fruta al menos 4 días a la semana. El objetivo es ofrecer una alimentación completa y equilibrada y favorecer hábitos alimenticios saludables desde la infancia.

Asimismo, tras la visita a las cocinas de Col-Servicol, el delegado provincial de Educación se ha dirigido al Colegio de Educación Infantil y Primaria María Zambrano de la capital malagueña, donde ha podido comprobar la forma en que los menús llegan y son servidos a los niños y niñas, así como la labor educativa y de apoyo que realizan los monitores para favorecer buenos hábitos alimenticios e higiénicos.

En el curso escolar 2010-11, la Consejería de Educación presta el servicio de comedor escolar en un total de 332 centros educativos malagueños, que atienden a alrededor de 53.000 comensales diarios. De estos centros, 219 son atendidos por alguna de las 13 empresas especializadas de restauración que son concesionarias del servicio de comedor escolar en la provincia y que son contratadas a través del Ente Público Andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE Andalucía).