La nueva convocatoria de la Beca 6000 beneficia ya a 753 alumnos de Bachillerato y Ciclos Formativos de Málaga

La Consejería de Educación ha publicado la resolución provisional de los beneficiarios de esta ayuda al estudio para combatir el abandono escolar

La Beca 6000 beneficia ya a 753 alumnos y alumnas malagueños, según la resolución provisional correspondiente a la convocatoria 2010/11. La Consejería de Educación ha recibido un total de 4.253 solicitudes en esta segunda convocatoria para obtener la beca, que es la de mayor cuantía de España y cuyo objetivo es combatir el abandono escolar temprano y fomentar la permanencia de los jóvenes andaluces en el sistema educativo tras finalizar sus estudios obligatorios.

Del total de solicitudes recibidas, 753 cumplen todos los requisitos y ya han sido aceptadas, mientras que 481 continúan aún en trámite para comprobar requisitos o documentación. Esta ayuda se concede a todos los solicitantes que cumplen con los requisitos establecidos en la convocatoria. Así, las 3.019 solicitudes denegadas no cumplen los requisitos económicos, académicos o de otro tipo recogidos en la convocatoria. Los solicitantes tienen un plazo para formular alegaciones a las listas publicadas. El número definitivo de beneficiarios se conocerá una vez que se cierre esta tramitación.

En el conjunto de Andalucía, se han presentado un total de 26.678 solicitudes, de las que 4.576 han sido ya aceptadas y 17.941, denegadas, mientras que 4.161 continúan en tramitación.

La Beca 6000 está dirigida a los jóvenes que quieren continuar sus estudios de Bachillerato y Ciclos Formativos de Grado Medio y que, por causas económicas, se encuentran en riesgo de abandono escolar sin alcanzar una titulación de mayor cualificación que el Graduado en Secundaria. Este curso, el segundo de la convocatoria, la ayuda beneficia al alumnado de 1º y 2º de Bachillerato, así como al de Ciclos Formativos de Grado Medio.

El mantenimiento de la beca a lo largo de todo el curso está ligada a los resultados académicos, es decir, a que el beneficiario asista a clase y apruebe las evaluaciones. En este sentido, la ayuda quedará suspendida si no se aprueban asignaturas y se restablecerá cuando el alumno recupere las materias.