Archivo de la categoría: Experiencias

La BECREA “Federico Mayor Zaragoza” en la vida del CEIP Tierno Galván de Rincón de la Victoria

 

El CEIP Tierno Galván de Rincón de la Victoria tiene una larga  trayectoria en el trabajo realizado en la biblioteca; son muchos los años y compañeros que han trabajado duramente por hacer de este recurso un espacio relevante en la vida del  centro.

Son tres los años que llevo como  responsable de la biblioteca. Aunque ya tenía experiencia en otro colegio, intenté adaptarme al cambio y por supuesto centrarme en la realidad en la que se encontraba nuestra  biblioteca y nuestro centro. Es fundamental hacer una análisis de la situación real de partida, y a partir de ahí empezar a funcionar. Si no somos fieles a la realidad nos podemos encontrar que el centro vaya por un camino y la biblioteca por otro, aunque los dos tengan muy buenas intenciones, esa convergencia no daría los frutos deseados.

En estas líneas se refleja el día a día de la biblioteca “Federico Mayor Zaragoza” del CEIP Tierno Galván. Para ello vamos a centrarnos en hacer un desarrollo de algunos de los apartados del Plan de trabajo de la BECREA describiendo las distintas actividades que han hecho posible la convergencia e integración en el Centro.

Para que sirva de introducción y como ayuda a entender mejor el funcionamiento de la biblioteca dentro del centro, diremos que todo lo recogido en el Plan de trabajo se elabora y aprueba por el equipo de apoyo de la biblioteca, formado por miembros de todos los ciclos. Este órgano aprueba  las actuaciones que cree oportunas, son recogidas en acta y a su vez estas informaciones y tareas son presentadas al claustro, siendo el ETCP quien realmente se encarga de hacer llegar a todos los grupos el trabajo a realizar. Al mismo tiempo se plantea toda la actividad y las tareas que van a desarrollar dos equipos: el equipo de apoyo de familias y el equipo de apoyo  de alumnado.

Este curso nos enfrentamos a un reto muy importante, hemos aumentado más del doble el espacio físico de la biblioteca, con el que pretendemos dar un servicio más completo a nuestra comunidad educativa. Entre todos vamos a trabajar para generar una biblioteca práctica, operativa, cómoda, atractiva, que sea un recurso imprescindible en el Proyecto de Centro.

 

BECREA F. Mayor Zaragoza 2 (2..jpg)BECREA F. Mayor Zaragoza 5 (5.jpg)

 

Los objetivos propuestos en  Plan de Trabajo de la BECREA son:

  • Motivar y fomentar el gusto por la lectura.
  • Despertar el interés por el saber.
  • Desarrollar prácticas lectoras y de manejo crítico de diversos textos y mensajes (páginas web, libros informativos, dvd…)
  • Incentivar la escritura creativa y la expresión oral.
  • Implicar al alumno/a en su aprendizaje, ofreciéndoles medios e instrumentos adecuados.
  • Hacer de la biblioteca escolar un espacio vivo, convirtiéndola en centro generador de un buen ambiente lector que lleve al descubrimiento, investigación, ocio…
  • Transformar la nueva biblioteca en un verdadero Centro de Recursos para la Enseñanza y el Aprendizaje.
  • Implicar a toda la comunidad educativa en esta transformación.

 

Planificación de visitas y asesoramiento al profesorado

 

En este apartado se confecciona un horario en el que se ofertan dos horas semanales por nivel  de visita a la biblioteca. Cada tutor o tutora se encarga de planificar esas visitas a la biblioteca. Desde el equipo de apoyo   facilitamos y/o sugerimos una serie de actividades para poder realizar en esa hora de visita.

Actuaciones:

  • Préstamos en la biblioteca. Cada tutor realiza las recomendaciones  oportunas y se llevan a cabo los préstamos de cada tutoría. En las reuniones de ciclo se informa de cómo realizar los préstamos con el programa ABIES y al mimo tiempo se dejan unos impresos en papel para hacer los préstamos manuales.
  • Fomento de la lectura, escritura y oralidad. Cada tutor podrá realizar cualquier actividad que tenga planificada  relacionada con el fomento de lectura. En la biblioteca, en papel y en  portal digital de la BECREA hemos organizado serie de enlaces de actividades tipo de fomento de lectura para los distintos ciclos. En el ciclo comentaremos las  actividades realizadas y las daremos a  conocer a través del portal digital de la biblioteca a la comunidad educativa.
  • Tiempo de lectura. Una de las sesiones del tiempo de lectura se propone realizarla en la biblioteca a fin de comunicar experiencias y generar ideas.
  • Espacio expositivo. Visita a la biblioteca para conocer las exposiciones con los trabajos realizados en los distintos ciclos. Todos los trabajos expuestos son fruto de trabajos de investigación aula-biblioteca, y se pretende  darlos a conocer al resto de la Comunidad  Escolar. Tras la experiencia de otros años, vemos muy interesante la exposición de los trabajos realizados, los cuales son visitados en los recreos por alumnos de los distintos Ciclos, al mismo tiempo, vemos muchas caras de satisfacción cuando los autores vienen a mostrarlos a familiares y amigos…
  • Formación de usuarios. En la web y en el blog tenemos unas guías para el alumnado, las cuales nos pueden ayudar a articular algunas actuaciones en nuestras visitas a la biblioteca.

 

 

Promoción de proyectos documentales y proyectos de trabajo aula-biblioteca

 

Planteamos introducir poco a poco desde la BECREA una metodología de trabajos aula-biblioteca, proyectos de trabajo, proyectos documentales y de investigación… En definitiva, una metodología de trabajo que lleve de la información al conocimiento (esta información además del libro de texto se puede conseguir en otras fuentes: página web, libros informativos, una excursión, un encuentro con madres, cuentos en la biblioteca de casa, del pueblo, del cole…). Esta forma de trabajar favorece el uso de la biblioteca escolar como un verdadero Centro de Recursos para el Aprendizaje (CREA),  pasando de  ser un solo espacio de lectura y préstamo a constituirse  en un entorno del centro en el que el proceso de enseñanza y aprendizaje sea factible nutriéndonos de información para procesarla, tratarla y comunicarla adecuadamente.

Ya hace varios cursos que estamos potenciando desde la biblioteca la elaboración de un proyecto de trabajo aula-biblioteca que una a todo el centro en una línea de trabajo común. Una vez aprobado por el ETCP se lleva a los ciclos donde se plantea una batería de actividades a realizar durante un tiempo determinado y concluimos con una gran exposición en la biblioteca (ha habido ocasiones en que el material tan abundante ha provocado la utilización del pabellón deportivo para exponer todas las producciones). Ejemplo de ello pueden ser las exposiciones de Los Piratas y Una de Castillos. Este año estamos trabajando en Viajes, viajeros, culturasEs a través del portal digital de la BECREA como puede seguirse el desarrollo del trabajo de este curso. 

 

BECREA F. Mayor Zaragoza 3 (3.jpg)BECREA F. Mayor Zaragoza 4 (4.jpg)

 

Insistimos bastante en la celebración de las efemérides. Tenemos la excusa perfecta para poder trabajar de “otra forma” con pequeños trabajos de investigación aula-biblioteca en los que vamos implementando un modo de abordar los procesos de enseñanza y aprendizaje  por competencias.

En este campo, cada vez más demandado, vemos que nos falta información y formación, por lo cual nos remitimos constantemente a la Red Profesional de Bibliotecas Escolares de la provincia Málaga para nutrirnos de todo lo relacionado con el tema.

 

 

Competencia lingüística y fomento de la lectura

 

En este apartado son muchas las actividades. Hemos constituido un grupo de autoformación (paralelo al equipo de apoyo) de lectura, escritura y oralidad con el que pretendemos dar un soporte a nuestra labor. Éste se encarga de crear un banco de lecturas tanto continuas como discontinuas seleccionadas por niveles. Al mismo tiempo prepara actividades para trabajar la escritura y la oralidad, así como distintos métodos de registros que ayuden a confeccionar un modelo consensuado por todo el claustro. 

Disponemos ya del itinerario lector del centro, que está en una revisión-modificación continúa adaptándonos a las exigencias de cada grupo. Para cada adquisición nos basamos en las recomendaciones que se hagan desde los ciclos. En cuanto a las lecturas guiadas están organizadas de manera  que desde los primeros días  al inicio del curso escolar empezamos a funcionar con  los préstamos de aula.  Este itinerario lector se puede consultar en el portal digital de la BECREA. El itinerario se enriquece en el portal con propuestas de  actividades relacionadas con las lecturas. También, de manera progresiva, se van añadiendo actividades realizadas en cada grupo sobre las lecturas.

 


Servicios operativos

 

En este apartado nos vamos a limitar a mencionar algunos de los servicios que se realizan desde la BECREA:

  • Horario de asistencia a la Biblioteca por aulas.
  • Apertura en los recreos.
  • Préstamos a las aulas por requerimiento del profesorado.
  • Préstamos o cesiones para la constitución de secciones documentales de aula, proceso lento pero que lo van demandando poco a poco las tutorías.
  • Apoyo a la confección de actividades alternativas para alumnos con necesidades educativas especiales o con conductas disruptivas. Estamos muy coordinados con la profesora de CAR y con el equipo de Orientación.
  • Posibilidad de que algún miembro del equipo de apoyo a la biblioteca dirija algunas sesiones de formación de usuarios y competencia informacional. 
  • La biblioteca pone a disposición del profesorado material específico de formación de usuarios, competencia informacional, lecturas…

 


Cooperación con sectores y apoyo a planes y programas

 

A principio de curso se informa  en la reunión con las familias de los programas, servicios y actuaciones de la biblioteca escolar. Se proporciona a todos los tutores una carta o bien se incluye la información de la biblioteca en un cuadernillo en el que se recogen otra serie de informaciones sobre el centro y que son relevantes para las familias.

Aprovechando festividades o algunas ocasiones especiales se publican boletines periódicos de recomendaciones e información a las familias. Normalmente estamos intentando hacerlo en el portal digital de la biblioteca y difundirlos a través del A.M.P.A y los delegados de clase.

Respecto a la colaboración con otros programas educativos, podemos decir tenemos reuniones periódicas con la Coordinadora del Plan de Igualdad y del Proyecto de Paz. El coordinador TIC pertenece al equipo de apoyo a la Biblioteca y además tiene un papel muy activo en el funcionamiento de la misma, encargándose del programa ABIES, catalogación, organización, préstamos… también en la búsqueda de banco de recursos para el portal BECREA y la web del centro. Desde el equipo de apoyo se facilita a los planes y programas material librario y no librario y se le ofrece el portal digital BECREA para publicitar las actividades realizadas.

Mantenemos una buen contacto con editoriales para poder ofrecer algunos servicios a nuestra biblioteca (visitas de autor, visita de ilustrador, recomendaciones de lectura…).

Este año queremos llevar a la realidad una actividad consistente en la visita de nuestro alumnado de 6º a la biblioteca del IES Bezmiliana, para realizar una formación de usuarios conjunta en su biblioteca y así facilitar la transición de este alumnado al próximo curso.

Colaboramos  con algunas ONG (Dar es Shalam, Save the Childre …).Todas estas colaboraciones la hacemos a través del AMPA. Queremos destacar la excelente colaboración  que existe entre biblioteca y el AMPA, siempre dispuesta a participar en cualquier actividad que se le proponga y ha sido en parte la propulsora del Equipo de Apoyo de Familias. Este equipo se encarga de la decoración de la biblioteca, de organizar actividades de cuentacuentos, teatros y semana cultural, etc. Este curso damos un pasito más dando una formalidad a las reuniones mensuales que tenemos con el grupo de apoyo de Familias a la Biblioteca. 

 


Proceso evaluativo

 

Todas estas actividades que se realizan a lo largo del curso escolar deben ser evaluadas y a partir de ahí confeccionar el nuevo Plan de trabajo del curso próximo. Simplemente  haciendo un recorrido por las exposiciones, por las actividades plasmadas en el portal digital BECREA, podemos encontrar un verdadero portafolio de las actividades  desarrolladas.

Al mismo tiempo en el Grupo de formación de lectura se está elaborando un registro de lectura, escritura, oralidad… con el cual podamos poder hacer un estudio de todo este proceso, en lo que a competencia lectora se refiere. Otro apartado al que recurrimos para la evaluación es al programa ABIES de cuyos informes extraemos datos muy válidos.

Para terminar, indicar que hemos intentando en estos párrafos reflejar el quehacer diario siguiendo aquellos componentes destacables del plan de trabajo de la BECREA. Sabemos que este plan, por muy modesto que parezca, necesita una gran organización y trabajo, y sobre todo una gran dosis de ilusión, de ganas de trabajar… y de creer que la biblioteca escolar puede ser un verdadero centro de recursos y al mismo tiempo un centro dinamizador de la vida de un centro escolar.

 

 

 

* Juan Bravo González es responsable de la BECREA “Federico Mayor Zaragoza” del CEIP Profesor Tierno Galván, Rincón de la Victoria, Málaga.

Sigue leyendo

Publicado en Experiencias, Sin número | Comentarios desactivados en La BECREA “Federico Mayor Zaragoza” en la vida del CEIP Tierno Galván de Rincón de la Victoria

BECREA Parque Nueva Granada. Un espacio para la esperanza

 

¿Qué me encontré al llegar?

Cuando llegué al CEIP Parque Nueva Granada hace ahora cuatro años, me encontré una biblioteca escolar bien dotada, con muchos y buenos títulos como para hacer las… Sigue leyendo

Publicado en Experiencias, Sin número | Comentarios desactivados en BECREA Parque Nueva Granada. Un espacio para la esperanza

El papel de la biblioteca escolar como dinamizadora educativa y cultural de la comunidad

 

“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”. 

Eduardo Galeano

 

 

Precisamente eso: cambiar nuestro particular mundo es lo que es… Sigue leyendo

Publicado en Experiencias, Sin número | Comentarios desactivados en El papel de la biblioteca escolar como dinamizadora educativa y cultural de la comunidad

Segunda quincena de junio de 2014 Experiencia Transformación de la biblioteca del CEIP Victoria Kent de Málaga: un camino sin límites Por Remedios Urbano Luna Reseña infantil El elefante que quería ser hormiga Por José Cortés Criado

Publicado el por becrea | Deja un comentario

El pasaporte lector o cómo leer desde todas las áreas sin morir en el intento

Sí, sí, han leído bien. Desde todas las áreas. Me imagino que habrá algunos que se echen las manos a la cabeza y compadezcan a los pobres niños, otros estarán haciendo cuentas y diciendo no me da tiemp… Sigue leyendo

Publicado en Experiencias, Sin número | Comentarios desactivados en El pasaporte lector o cómo leer desde todas las áreas sin morir en el intento

Limborama

 

Construyendo buenos lectores

La necesidad de proponer la creación de una biblioteca infantil surge del compromiso educativo de acercar a niños y niñas a un lugar que formará parte importante de su cultura en el uso de materiales adicionales (libros, texturas, imágenes, etc.) para su educación integral. Las actividades de tipo pedagógico suelen ser excepcionales en una biblioteca. Es un lugar de conocimiento, encuentro y disfrute. Generalmente no se tiene conciencia de la biblioteca como lugar de aprendizaje, y de la gran diversidad de recursos educativos que se pueden poner en práctica con una metodología más activa y participativa. Interactuar con el trabajo de aula contribuye a un desarrollo más completo de la actividad educativa, a la vez que permite una implicación directa por parte de los padres de los alumnos en la realización de algunas de las actividades que se organicen dentro y fuera y del horario de funcionamiento del centro.

En principio se trataba de acoplar las actividades que se realizasen en la biblioteca como una actividad transversal dentro de la metodología que íbamos a seguir con los niños. El método que seguimos en nuestra escuela es “Cuento aventura” de la editorial Everest. Tras nuestra experiencia, las actividades que hemos realizado con otros materiales diferentes a los del método, no solo han complementado el currículo, sino que han adquirido una identidad propia, un lugar desde el que intervenimos en su proceso de aprendizaje con resultados mucho más positivos que con la realización del método, que a veces nos da la sensación de que ocupa un segundo lugar entre los niños. El interés por participar en ellas es mayor que el de la realización del trabajo de aula. Han conseguido establecer un vínculo emocional tan importante que, para ellos, ir a la biblioteca es un regalo.

Es esencial que quienes trabajan en el campo de la niñez temprana, sean conscientes de la importancia de las primeras experiencias con libros y de las recomendaciones establecidas”.

(Constitución para el derecho universal a la lectura, 1992).

Pretendo poner en marcha las acciones necesarias que faciliten al niño el interés suficiente para el aprendizaje de la prelectura, y que posteriormente formen parte del proyecto curricular de centro de forma consolidada.

Las escuelas infantiles han sido objeto de constante evolución. Lo que antes se denominaba escuela maternal, se ocupa de la atención de niños cada vez más pequeños, durante más tiempo, pero su desempeño no solo es asistencial. Durante los tres primeros años de vida, los niños aprenden un volumen de experiencias mayor de lo que lo harán en el resto de su vida. Cuando un niño asiste a una escuela infantil desde temprana edad (meses de edad), podemos observar las habilidades que adquieren. Son más independientes, seguros de sí mismos, adquieren autonomía, se sociabilizan.

A través del juego, comparten, adquieren destrezas motrices e incorporan valores sociales. La etapa lúdica es fundamental para el desarrollo emocional. Por eso consideramos que es muy importante aprovechar esta etapa para iniciarlos en una nueva aventura: La biblioteca y, simultáneamente ofertarles un juguete nuevo, el libro.

El amor por los libros crece cuando se estimula, se comparte cuando se adquiere, nos hace felices cuando aprendemos a disfrutarlo.

 

1 (F1.JPG)1 (F1.JPG)

 

El contexto social y cultural en el que se desenvuelve nuestra escuela ha cambiado a lo largo de estos últimos años. Los niños acuden al centro cada vez más pequeños. Muchos de ellos permanecen durante un periodo de tres años, que son determinantes en su proceso madurativo. Son cada vez mayores las exigencias del niño, y es nuestro deber atender a tales demandas. Este también es uno de los motivos por el que nace la idea de incluir la biblioteca como un taller de experimentación creativa dentro de la escuela, un enorme laboratorio para descubrir. Ellos serán los futuros usuarios de las bibliotecas y los que favorecerán su supervivencia. De la misma forma, el inicio de un hábito de contacto entre el libro y nuestros hijos facilitará un acercamiento fácil y natural a la iniciación lectora y posteriormente en el aprendizaje escolar. Un libro le habla al niño con la voz de su madre, de su educadora, de personas significativas que se convierten en instrumento de aprendizaje con connotaciones emotivas que provocan en el niño la necesidad de repetir la acción.

Desde nuestra biblioteca queremos que el niño escuche cuentos, aprenda a descifrar algunos grafismos, sigan las narraciones con un interés progresivo, que soliciten la lectura de un texto y la disfruten, que encuentren en el libro un objeto de diversión para que aprendan a mantener el amor por la lectura. Creamos con nuevas fórmulas un vínculo emocional entre el niño y el libro.


 

El espacio

Los niños han visto desde lejos (a través de los cristales) la modificación de un lugar en el que se guardaban objetos y que se ha convertido en nuestra biblioteca. Pusimos láminas ilustradas muy atractivas, limpiamos el espacio de objetos innecesarios y pusimos como estanterías las partes de debajo de las tronas), las mesas y las sillas, alfombra, un teatro de guiñol (prestado por el CEP de Córdoba) una mesa para el ordenador y poco más. Eso sí, todo está preparado para modificar la ubicación de los objetos y cambiar cada vez que sea necesario, así para ellos es un constante nuevo lugar.

2 (F2.jpg)

El aula destinada para la ubicación de la biblioteca se encuentra en un lugar de fácil accesibilidad desde cualquier aula. En poco tiempo hemos conseguido aumentar el volumen de materiales, como de un fondo bibliográfico adecuado a las edades para las que se destina esta creación. Nuestra biblioteca tiene unas cualidades espectaculares, luz natural abundante, está bien acondicionada y además a nuestros niños les encanta.

Cuenta con la figura de una educadora responsable que se encarga de coordinar las actividades a realizar en ella. Las actividades se programaran a principio del curso escolar con la colaboración de otras educadoras, padres y madres y el equipo directivo del centro.


 

Comenzamos las sesiones

 

En primer lugar hemos de ofertarles la visita como un lugar nuevo -para ellos lo es-, en el que van a descubrir cosas nuevas. En la puerta, antes de entrar a la estancia, se les explica qué es ese lugar que tiene tan buena pinta y que ellos no han conocido aún. Se les explica que es una biblioteca donde hay libros, que pueden escoger los que quiera y verlos. Se procura que la temperatura sea suave, agradable y se acompaña de una pieza de música clásica que ambienta toda la sesión inicial.

Creamos un blog en el que los padres pueden seguir cada actividad, a la vez que les facilito las directrices en las que estamos actuando. Por otro lado se les entregó a los padres en mano un texto con pautas para facilitar la fórmula de lectura con los niños en casa. Estas pautas también se publicaron en el blog de la biblioteca, que utilizo constantemente para poder comunicarme con los padres y facilitarles el acceso del seguimiento de cada actividad. En una escuela infantil la comunicación es diaria, pero el blog es un apoyo más que incluso les permite disfrutar del resultado junto a sus hijos a través del ordenador, interactuar con ellos permitiéndoles verbalizar la realización de las actividades, ampliando así su capacidad de adquisición del lenguaje.

 

La colección

 

Títulos como la colección Veo,veo (Guido van Genetchen), De la cuna a la Luna (Antonio Rubio O. Villán), Mi primer diccionario de Everest, han sido títulos con los que he trabajado con muy buenos resultados.

 

Los libros no solo tienen poder, además lo otorgan

 

Estos materiales les ayudan a comprender mejor las instrucciones que la educadora les sugiere, están muy receptivos ya que no son materiales comunes que les ofertan un aprendizaje rígido y limitado. El aprendizaje de la lectura, a veces, se convierte en una verdadera batalla. Es por eso que de no recibir el estímulo necesario, pueden colisionar con esta barrera (leer es una carga). A través de los objetos que les provocan curiosidad y les permiten actuar de forma independiente, son capaces de asumir también las indicaciones propuestas por la educadora.

Mi experiencia con ellos en este sentido ha sido muy instructiva, ellos me han mostrado una forma en la que quieren aprender, y es a través de los personajes.

Una de las cosas que más me han llamado la atención es la fórmula tan instintiva que tienen los niños a la hora de elegir un personaje. Entre un grupo de libros que tenían diversas temáticas (niños, animales domésticos, colores, animales salvajes…), generalmente eligen a los animales salvajes como tema. No lo puedo demostrar científicamente, pero creo que esta elección tiene que ver con el instinto. Los niños reconocen la fascinación del poder, y en ellos eso se traduce en un animal que les impone, que les intimida pero que a le vez ejerce sobre ellos una fascinación muy especial. El lobo, el león o el elefante, todos ellos levantan su más absoluta curiosidad. Cuando un personaje de un libro los conmueve, aún siendo tan pequeños, son capaces de encontrarlo en la estantería entre otros libros.

3 (F3.jpg)4 (F4.jpg)

Los fondos han de facilitar la creación de nuevas situaciones de instrucción. La actividad que se desarrolle dentro de la biblioteca, está orientada hacia el uso de nuevos materiales que proporcionan el aprendizaje de nuevas técnicas de expresión.

Para poder intervenir educativamente es imprescindible el seguimiento, aunque son ellos los que determinan con sus demandas, la complejidad de los materiales que se utilizan. Todo este cúmulo de experiencias les ayuda en su proceso de aprendizaje escolar

 

El gramaje del papel

 

Debido a sus limitaciones en la manipulación de objetos, es de gran importancia elegir el gramaje adecuado para que se sientan motivados a pasar página y continuar la historia. Muchas veces he observado que cuando ven un libro, si el gramaje es excesivo, pierden el interés mucho más rápido que si el papel se ajusta a sus medidas.

Los libros que tienen el mismo grueso en portada que en el interior hacen que el niño pierda interés con facilidad.

He comprobado que para ellos manipular el objeto libro es complicado; si además del esfuerzo, lo que ven en su interior no les ofrece algo que valga la pena, se desmotivan. Los libros pop-up y los libros sonoros funcionan con niños muy pequeños (0-1 año), y por supuesto con los mayores (2-3 años). Lo que ocurre es que suelen ser ediciones frágiles que se deterioran con facilidad. Pero manipularlos, para ellos, es toda una aventura que están dispuestos a emprender. Considero erróneo impedir que los niños manipulen los libros para que el material no se deteriore. Los niños tienen que romper libros y descubrir que pueden arreglarse a pesar de lo cual la historia nunca se pierde. Parte de la actitud de los niños hacia los libros proviene de la educación con respecto a esto en sus casas. El libro se ofrece como una alternativa casi obligada sin haber pasado por una breve instrucción sobre lo que pueden encontrar en él. Hay niños que no relacionan los cuentos de transmisión oral con el objeto libro, solo si el niño recibe la lectura con el libro entre las manos de su madre o padre relaciona esta conexión de forma natural. De lo contrario esa relación tienen que digerirla, y aprenderla desde dos pautas paralelas.


 

Cómo seleccionar libros para niños de 1-3 años

 

Me he permitido hacer una pequeña guía de orientación en base a la experiencia que hemos tenido durante los primeros contactos, quizás sea un poco pronto determinar con precisión su efectividad, pero a mí, de momento, me resulta muy útil para seguir investigando en este aspecto. Las características que yo resaltaría a la hora de elegir un libro para los niños serian:

– Sorprenderlos, siempre que sea posible, con textos que no conozcan.

– Personajes que predominen sobre las acciones, el impacto visual de un personaje es más atractivo para ellos. Es una referencia objetiva que los impulsa a adentrarse en el inicio de la historia.

– Narraciones simples que sean comunes con sus experiencias. En el método se trabajan las estaciones, el tiempo, la casa y sus dependencias. No me parece acertado llevar a los niños a la biblioteca para contarles lo mismo, ni de la misma forma. Ir a la biblioteca para ellos es explorar, descubrir y disfrutar. Hay que mostrarles más posibilidades, trabajar la creatividad y flexibilizar el aprendizaje.

– Imágenes sencillas (trazos simples).

– Colores limpios y abundantes (es más impactante una imagen con muchos colores que una gran imagen de un solo color, aunque sea un color vivo).

– Fondos claros (les facilita el reconocer el perfil del personaje en la imagen).

– Textura rígida pero suave, pasta dura, con un grosor del papel, mínimo de entre 200 y 300 gramos. Los libros que tienen páginas con un grosor excesivo no los manipulan bien.

Aunque el trabajo motriz que realizan al manejar diferentes texturas les beneficia en su desarrollo, hay que tener en cuenta que pretendemos educarlos dentro de parámetros flexibles en la biblioteca, ya que nuestro objetivo principal es mostrar el objeto libro como un juguete, algo práctico de lo que se obtiene alguna satisfacción, que los libros que hay en la biblioteca no son como los del método de aula, que la biblioteca es un lugar divertido, porque las demás barreras se irán superando de forma natural.

Serán ellos los que determinen con sus demandas la complejidad de los materiales que utilicemos.

Algunos títulos recomendados para empezar en una biblioteca 0-3 años:

NODDY ¿Qué hora es? (Everest).

Mi primer abecedario (Everest).

Colección Veo,veo. (son cuatro libros); Autor-ilustrador Guido van Genechten.

-¿Una rana? ¿Un caracol? ¿Un ratón? ¿Un gato?

Estos cuatro libros están hechos de forma que a medida que mueves las páginas se transforman en cuatro animales diferentes. Me interesa mucho este material que me parece muy atractivo para los niños, además de novedoso. Es más visual que textual, pero a los niños muy pequeños (hasta 4 años) estos libros les encantan.

El globito rojo (Iela Mari).

Elmer (toda la colección).

Luna, Pajarita de papel, Cocodrilo (autor de los tres títulos: Antonio Rubio, ilustrador: Óscar Villán; estos libros están creados con mucho ritmo para iniciarlos en el aprendizaje de la poesía).

 

Considero muy importante resaltar que se debe procurar cambiar la cartelería antes de trabajar con textos o personajes diferentes. Cada vez que se cambie de actividad o de personaje, previamente se expone ante los niños en carteles que adornan la biblioteca y los cristales que se exponen hacia la galería para que vayan conociendo su aspecto en el caso de personajes o la representación gráfica de la actividad. Por ejemplo, ha funcionado muy bien Caillou (toda la colección).

 

Seño, cuéntalo

 

Los cuentos ayudan no solo a fomentar la lectura, sino que además colaboran en el desarrollo y adquisición de habilidades de comunicación y expresión. También para relajación y para motivar la imaginación. A lo largo de nuestra vida leeremos con ojos diferentes los mismos cuentos, por eso es esencial proteger los primeros contactos. Necesitan el impacto para involucrarse con la historia, y si la experiencia ha sido positiva, perdurará en su memoria. Yo aún recuerdo con precisión cada página del primer libro ilustrado que me regalaron con 6 años, Mujercitas; durante toda mi vida he vuelto a leerlo, lo he visto versionado en el cine de diferentes formas, pero todavía recuerdo las ilustraciones de mi libro, es un re6 (f6.JPG)cuerdo feliz.

Para los niños de esta edad solo son dibujos, y aprenderán la diferencia de la imagen y la palabra con las indicaciones de la educadora. Una de las cosas que he descubierto es lo pronto que asumen esa diferencia y aunque algunos no pueden expresarlo de forma verbal, si les preguntas dónde están las letras, las señalan con el dedo. Por eso cuando cogen unlibro entre las manos y lo exploran, a continuación te lo ofrecen para que lo decodifiques: seño, cuéntalo. Los niños que comienzan a hablar piden que les cuentes esa historia.

 

 

Biblioteca y familia

 

He de decir que hay mucha complicidad con los padres y que se interesan por el trabajo de biblioteca, siguen las publicaciones del blog y lo comentan conmigo, lo que me facilita mucho el trabajo. Nuestros niños son muy pequeños, es por eso que la implicación por parte de la familia resulta fundamental.

Esta biblioteca pretende ser un espacio abierto en el que los padres no solo intervengan de forma puntual, sino que además de elaborar algunas de las actividades con su colaboración directa, ofrecemos la posibilidad de admitir y realizar propuestas que sean factibles.

Una forma de acercarnos mutuamente es la utilización del carné individual. Al niño le encanta tenerlo, y para que le “funcione” necesita de sus padres. Es una forma de ir perfilando las preferencias de cada niño de forma conjunta, además esto nos ayudará para motivarlo de forma coordinada. Una de las actividades que más éxito ha tenido ha sido: “Mamá, léeme un cuento”, en la que me detendré más adelante.


 

Las actividades

 

Ha sido un verdadero reto ejecutar cada actividad, investigar con ellos nuevas fórmulas, aprender y descubrir cosas de forma conjunta. Nunca establecimos un orden para actuar, pero se ha perfilado poco a poco de forma natural. Cuando los niños entran a realizar una actividad saben que será algo nuevo, y eso los entusiasma. Durante los días previos y a través de carteles se anuncian las actividades tanto en el portal de la escuela como en las cristaleras de la biblioteca. Han sido muy variadas, aquí solo haré referencia a algunas más especiales, como han sido: la representación de una obra de teatro manejando las marionetas, las audiciones en tienda de campaña, mamá léeme un cuento, viajar por los cinco continentes (una de las más complejas) y sobre todo las vocales que se realizó en tres sesiones. Por supuesto, la lectura de cuentos ha sido constante en nuestra biblioteca que ha ido creciendo poco a poco en volúmenes y que nuestros niños han disfrutado muchísimo.

 

Audiciones en tienda de campaña: escuchar un cuento de forma diferente

Esta actividad se realizó en tres partes. En primer lugar entramos en la tienda y escuchamos un cuento. Todo era muy especial para ellos, ya que algunos nunca habían entrado a una tienda de campaña, y ninguno desde luego a escuchar un cuento. Y eso lo estaban compartiendo por primera vez.

La segunda parte consistía en ver en el ordenador el mismo cuento que habíamos escuchado. Todo estaba cronometrado para que la actividad pudiese realizarse completa.

7a (f7a.jpg)   7b (f7b.jpg)

7c (f7c.JPG)   7d (F7d.JPG)

La tercera parte era volver a la tienda y escuchar de nuevo el cuento y que experimentaran la diferencia entre verlo y escucharlo.

Alucinamos todos con la experiencia, fue divertidísimo. Cada vez que volvieron a hacer otra actividad preguntaban por “la cueva”, querían repetir. Eso me entusiasmó porque tenía un poco de miedo al proceso.

 

Mamá, léeme un cuento

Una de las experiencias más bonitas que hemos tenido en nuestra biblioteca ha sido esta. Le propuse a una madre de cada aula que vinieran a leerles un cuento a los niños. Al principio se resistían, pero a medida que pasaban los días previos a su intervención estaban realmente entusiasmadas. Esta actividad está pensada también para hacerla con los padres y con los abuelos.

Para los niños supuso una enorme sorpresa. La actividad no solo consistía en la lectura de un cuento. Quería experimentar junto a los padres la respuesta de los niños ante un personaje de cuento, crear la versión contraria, si por ejemplo, había un lobo en la historia y era malo, yo reconstruía la misma historia y les mostraba la versión opuesta del personaje.8 (F8.JPG)

Se realizó en tres partes. Primero leyó la madre el cuento elegido, luego les leí yo la versión opuesta, y por último hicimos entre todos una valoración de los personajes. Cada niño tenía que elegir una de las dos versiones y explicar por qué.

Tanto las madres como yo, quedamos verdaderamente asombradas con las respuestas varias de los niños. Unos eligieron el lobo malo, otros el lobo bueno y alguno dijo que no lo sabía, pero casi todos se decantaron por alguno y explicaron los motivos. Lo dicho, una actividad preciosa.

 

Hablamos idiomas con Nicolás

Desde el primer día contamos con Nicolás, nuestra mascota. Él vive en nuestra biblioteca y hace libros. Como sabe mucho, también nos enseña inglés.

Con él repasamos vocabularios nuevos, nos cuenta historias y siempre, siempre sale a saludarnos y a despedirse aunque no se quede en la actividad.

Cada historia que aprenden, o cada concepto, se traslada dentro de sus posibilidades al aprendizaje en otro idioma. En este sentido las retahílas han favorecido el crecimiento del vocabulario en inglés, ya que no solo han manejado palabras aprendidas, como los colores o los números, además aprenden acciones y nuevos conceptos de forma casi natural.

 

Bailando con las vocales

Al principio me pareció un poco desenfrenado el introducirles las vocales, pero como la actitud de los niños ha sido tan positiva, y dado que cada actividad se ha realizado de forma experimental, lo intenté en primer lugar como una especie de baile juego. Para ello se las colgué del techo pero de forma que ellos pudieran cogerlas, y al ritmo de una canción sobre las vocales bailaban buscando cada letra.

La segunda actividad relacionada con las vocales, consistió en una caja sorpresa que ellos debía descubrir y que estaba llena de vocales de diferentes texturas.

He de decir que resultó muy divertido, en esta sesión sin embargo, no escucharon la canción de las vocales, había música clásica de fondo y el ambiente era de lo más apacible, por lo que no se pusieron nerviosos al manipular las letras, intercambiaron unas con otras y yo les repetía sus nombres y les enseñaba la letra que contenían (…Alba tiene la letra A, y les mostraba la vocal).

9 (F9.JPG)9b (F9b.JPG)

La tercera parte de la sesión consistió en que después de bailar con la canción de las vocales que escuchamos al entrar en la biblioteca, les pedí que buscaran un libro de Caillou, ya que contiene casi todas las vocales, y encontraran alguna, obteniendo un magnífico resultado general.

Y así concluyeron las tres semanas dedicadas a las vocales. No se les han olvidado. Posteriormente decidí no volver a ellas. Las dejamos descansar.

 

Y viajamos por los cinco continentes

Esta actividad tenía mucha complejidad. En ella no solo escuchamos instrumentos musicales diferentes, o una historia nueva, además aprendían que existen diferentes pueblos a través de esos cuentos y canciones tradicionales. El vocabulario que aprendieron nuevo fue muy extenso, la localización de los continentes en láminas, les entusiasmó y aunque algunas razas no las distinguen o no se reconocen entre ellas, en general aprendieron muchísimo.

 

Utilizamos el guiñol

Utilizar marionetas de guiñol para repetir retahílas no solo les ayuda en el dominio del lenguaje, además les facilita la actuación conjunta entre compañeros. Es uno de los objetos que más expectación levanta, a veces con miedo y a veces con maestría, los muñecos se convierten en otro compañero más dentro de la biblioteca.

Una vez que los niños habían perdido el miedo a utilizar las marionetas, aprendieron a moverlas e interactuaban con ellas, decidí hacer una pequeña representación en la que serían público y también actores.

Es más que evidente que lo hicieron fenomenal, y no solo aprendieron a representar, aprendieron a escucharse, que es muy importante para funcionar bien como grupo.

 

Actividad de seguimiento en los colegios

Para que todo este trabajo no quedase aislado, decidí actuar en el colegio una vez nuestros niños abandonaron el centro, sería una experiencia única para ellos.

Los objetivos de este seguimiento son:

  • Mantener el contacto con los niños para afianzar sus logros. Es muy importante aprovechar el vínculo afectivo que la educadora ha establecido con el niño durante los tres cursos de permanencia en el centro. El hecho de que te vuelvan a ver y trabajar contigo les satisface muchísimo y les queda una experiencia que están dispuestos a repetir.

  • Continuar la instrucción desarrollada desde la escuela infantil, repitiendo actividades de lectura, narración, dramatización y trabajo de aula como es la realización de una ficha, extendiendo la sesión en la escuela a lo largo del primer tramo de la mañana. Los niños en la escuela infantil tenían actividades que se desarrollaban en 20 minutos, ahora la actividad se prolonga, por lo que es posible incluir todas las secuencias anteriores en un solo ejercicio con diversas variantes.

  • Avanzar en la evolución de las actividades, aumentando su complejidad, provocando nuevos retos con un mismo texto y un mismo personaje.

  • Proponer un nuevo concepto de biblioteca escolar, adaptada a la franja de 0-3 años desde la que se puede intervenir. Que coordine además las propuestas desde los dos centros, el de partida inicial y el centro de recepción. El seguimiento se hará dentro de los 2 cursos de infantil, hasta que el niño aprenda a leer. La intervención pretende que para el niño, aprender a leer no suponga una carga, sino que llegue a esta instrucción obligada de una forma relajada.

  • Valorar los resultados para poder intervenir

 

Pretendemos hacer de nuestra biblioteca un laboratorio donde se investigue hasta encontrar las condiciones ideales para que los niños crezcan y aprendan con el objeto libro, y que éste forme parte de su cotidianeidad, consiguiendo que se sienta cómodo con él y lo usen de manera espontánea. Cuando los niños se involucran en experiencias en las que se les permiten dirigir su exploración, los tutores tienen la oportunidad de ver sus intereses emergentes; cuando los niños sólo participan en actividades guiadas, no hay ocasión para que cada uno haga cosas diferentes. El aprendizaje es más significativo cuando los pequeños usan sus habilidades en el desarrollo con un propósito y en el contexto de una actividad específica.

En nuestra biblioteca vimos cómo el libro no tenía valor por sí solo. Desde el momento en que experimentan con el objeto libro, determinan su valor. Para esta edad el valor se traduce en una función de placer que el objeto le brinda a través de los sentidos.

Cuando los niños abandonan nuestra escuela están abriendo los ojos al mundo. Durante la educación infantil, una etapa preparatoria para la escolarización obligatoria, los niños van familiarizándose con lo que aprenderán en el siguiente período educativo, y comienzan a realizar sus primeros ejercicios de escritura y lectura, acordes a su edad. La razón de ser de este seguimiento es la de proteger los logros conseguidos y avanzar de forma coordinada con los centros de recepción.

El seguimiento comienza con la evaluación inicial de los niños y su actitud hacia los libros. Se realiza en el primer trimestre en coordinación con la tutora del grupo que los acoge. Para ello, la tutora, responde a un formulario que recoge las diversas cuestiones sobre las que se ha trabajado desde nuestra biblioteca, tras observar al grupo de niños y que medirá el conocimiento previo antes de actuar desde la escuela.

Nuestros niños se han repartido en tres aulas de dos colegios distintos, dos grupos en el colegio “Álvaro Cecilia”, y un grupo en el colegio “Fernando Miranda”. En los tres grupos las tutoras han coincidido en sus valoraciones; los niños hacen buen uso del libro, saben seguir la secuenciación en las imágenes, saben pasar bien las páginas, disfrutan con ellos, incluso lo eligen entre otros juguetes. Pero más importante, y han coincidido los tres grupos, ante la pregunta ¿reconocen alguna vocal entre los textos?, la respuesta ha sido igual: sí, la A.

Las tutoras valoran la instrucción realizada desde la biblioteca, los niños saben qué es ese lugar y lo que allí pueden encontrar. Desgraciadamente, no todos los centros disponen de un lugar para una biblioteca infantil, y desarrollan la actividad biblioteca de aula como un rincón.

Hemos obtenido una respuesta tan satisfactoria, que decidimos actuar de inmediato.

La actividad se realizó durante las primeras horas de la mañana. Comenzamos recordando a Elmer, un personaje que reconocieron al momento. Les leí la historia, y recordamos juntos todo lo que aprendimos acerca de los elefantes, la selva, y los amigos de Elmer. Después vimos una película que contaba su historia y narraban unos niños de cinco años. Hablamos de los colores de Elmer, y a continuación realizamos una ficha muy difícil. En esa ficha los niños tenían que colorear cada cuadro señalado por un número que además indicaba un color.

Y así nuestros niños crearon su propio Elmer. Cuando terminaron este trabajo, volvimos a la pizarra digital y les proyecté imágenes de ellos cuando estaban en le escuela infantil y trabajaron por primera vez con Elmer.

No se trataba de una evaluación personal, se pretendía calibrar qué tipo de logros habían quedado en su desarrollo cognitivo de forma general. En esta edad todavía existen diferencias importantes en el desarrollo de los niños, es por eso que la valoración sea global. La intervención posterior en la escuela pretende provocar al niño una situación inesperada que hará que despierte su curiosidad, de esta forma el proceso de cambio desde una instrucción flexible a una instrucción reglada, será más armónico.


 

Conclusiones

 

Nuestra biblioteca es una ciudad activa; en ella las avenidas están abiertas, lugares comunes con un mismo destino en el que consolidan los cimientos de una ciudad lectora, común y llena de esperanza para construir un único edificio que es un mejor lector, una mejor persona y un lugar habitable lleno de posibilidades.

10 (F10 esquema.JPG)

Adquieren hábitos que favorecen la prelectura y la compresión lectora, aprenden a escuchar explorando, observan, atesoran un lenguaje que les permite establecer relaciones afectivas y colaboraciones mutuas. Un aprendizaje que les lleva también a desarrollar la capacidad de expresión y representación con las que participan y conocen manifestaciones culturales y artísticas. Ellos aprenden a utilizar el lenguaje verbal que les permite establecer relaciones sociales y ensayan no solo explorando, sino que asimilan la observación a través de esa exploración. Una ciudad activa a la que se llega para poder intervenir en nuestros futuros lectores desde la emotividad y el placer.


 

 

* Isabel Serrano Castro, EIM de Fernán Núñez, Córdoba


 


 

Sigue leyendo

Publicado en Experiencias, Sin número | Comentarios desactivados en Limborama

El booktrailer como método de trabajo de las competencias básicas y el fomento de la lectura

 

Nos encontramos en un momento sociocultural difícil de abordar como docentes que somos. El ritmo vertiginoso con el que avanza la tecnología, el fomentar que no sea en detrimento de la lectura, las recientes corrientes pedag&oa… Sigue leyendo

Publicado en Experiencias, Sin número | Comentarios desactivados en El booktrailer como método de trabajo de las competencias básicas y el fomento de la lectura

La maleta viajera, un servicio de la biblioteca escolar del CEPR Juan Pedro de Alcaudete

La BECREA del CEPR Juan Pedro cuenta desde hace tres cursos con un servicio denominado “La Maleta Viajera“, que lleva un doble objetivo: mejorar los hábitos lectores del alumnado con diversas estrategias y otro, aún m&aacute… Sigue leyendo

Publicado en Experiencias, Sin número | Comentarios desactivados en La maleta viajera, un servicio de la biblioteca escolar del CEPR Juan Pedro de Alcaudete

Tocando el cielo


 

Esta es una experiencia sobre competencias lingüísticas que se ha realizado durante varios años con el alumnado del CEIP Julio Caro Baroja, su biblioteca, un escritor, Gonzalo Moure y los niños de los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia). Hemos compartido cartas, poesías, cuentos, sueños y emociones como un canto a todo lo valioso que hay en esta vida y que contienen los libros.

Un intercambio de sueños, de lecturas en común que se reproducirán aquí y allá. Queremos que disfruten con lo que lean, pero también despertarles el gusanillo de la escritura. Que descubran al pequeño narrador que llevan dentro. Esa vocecita interior que les habla: que se atrevan a echarla fuera, que escriban lo que les susurra al oído. Y así, invocar a la magia de la palabra. Que se crucen sus palabras en el cielo y a través de él que compartan historias y vida.

Muchos niños muestran dificultades para aprender a leer, y este hándicap dará lugar a problemas posteriores en su aprendizaje escolar, además de arrastrar consigo una falta de motivación ante las tareas escolares y una menor autoestima. No existen soluciones rápidas para atajar este problema, sin embargo un gran número de investigaciones apuntan qué tipo de habilidades son necesarias para que el niño adquiera un buen desarrollo lector.

En la última década ha emergido una aproximación basada en la evidencia científica para enseñar a los niños (incluidos los niños disléxicos) a leer. La mayor parte de la evidencia científica existente ha sido sintetizada por el National Reading Panel, por encargo del congreso de Estados Unidos, que en 1998 solicitó una revisión de los datos de investigaciones existentes hasta el momento sobre los componentes que son críticos para el mejor desarrollo del aprendizaje lectoescritor.

Durante dos años el panel realizó una labor de revisión de los extensos datos existentes, y en el 2000 presentó un informe ante el congreso. Como resultado de este trabajo exhaustivo el panel identificó las habilidades y los métodos claves para alcanzar con éxito un buen rendimiento lector.

Los cinco elementos esenciales que deberían de incorporar un programa de instrucción lectora para que este sea efectivo son conciencia fonológica, principio alfabético, fluidez, vocabulario y comprensión -señalando que estos deberían de ser enseñados de un modo explícito y sistemático-.

Este conocimiento debería ser utilizado para el diseño del curriculum escolar, así como para prevenir el fracaso en la lectura y las graves consecuencias que este acarrea.

En cuanto a la intervención tenemos que tener claro en qué momento se encuentra el alumno para saber qué y cómo podemos trabajar con él. Estos momentos de intervención son:

  • Una intervención preventiva en niños prelectores.

  • Una intervención temprana cuando el niño comienza el aprendizaje lectoescritor.

  • Una intervención posterior donde es instruido directamente en la ruta fonológica.

Mi experiencia se centra a partir de este punto, cuando los niños ya realizan una correcta conversión grafema-fonema, es decir, cuando el niño es un lector exacto.

Evidentemente no nos podemos quedar en la instrucción de los mecanismos de decodificación, sino que debemos ir más allá y ofrecer al niño una enseñanza explícita para conseguir que el alumno llegue a un reconocimiento fluido de las palabras y una buena comprensión lectora. Por tanto todavía nos queda un largo camino para conseguir que esos niños se conviertan en lectores expertos y amantes de la lectura. Aparece la emoción, el sentimiento, como eje central donde se van a articular todas las actividades. Es decir, que sin emoción el aprendizaje puramente académico es inefectivo a largo plazo, no ocupa un lugar preferente en la formación humana del sujeto.


 

Actividades

Para conseguir esta fluidez lectora + emoción utilizamos una serie de tareas que fomenten esta capacidad. A saber:

  • Desde la BECREA del cole, donde se pone al niño en contacto con diferentes textos para que cada uno encuentre la temática que les interesa en distintos formatos. Creando mucha expectación ante ellos, mucho misterio para que se sientan especiales y tengan deseos de leerlos o verlos.

  • Leer por placer, creando un pasaporte de lectura; se busca estimular a los niños para que no se sientan evaluados constantemente, llevándoles a la lectura como experiencia, como un viaje hacia el exterior y al interior de uno mismo.

  • Con la contraseña poética trabajamos la fluidez lectora, en todos sus campos. No solo decodificación, sino también la automatización (al tener que leerlo varias veces para aprendérselo) y la entonación y prosodia. Trabajamos los poemas: al principio por estrofas, después enteros; los escenificamos, les introducimos música y, en definitiva, buscamos estímulos emocionales y lúdicos. Deben aprender a sentir lo que leen. Siempre buscamos textos que nos emocionen.Tocando el cielo. (BECREA del CEIP Julio Caro Baroja de Málaga.jpg)

  • Se realizan lecturas en voz alta, fomentando la oralidad, motivación, diversión y comprensión.

  • Actividades para fomentar el vocabulario. Se realiza un taller de palabras donde se trabaja el uso de los adjetivos, las derivaciones, sinónimos y antónimos. Se le tiene que dar un modelo de poema, que en este caso lo hizo el autor con 20 palabras elegidas por los niños, que se señalaban con un color diferente. 

  • Creación de cuentos (aprendo a escribir historias). Como saben que el autor las va a leer se esmeran muchísimo con un tema propuesto. Se les da un banco de palabras de las que el niño debe buscar su significado para usarlas en su texto. Se les ayuda a estructurar el texto, así como a elaborar las etapas del relato, organizar la historia (personajes, episodio, desenlace).

  • Blog de aula “Tocar el cielo”. En él se realizan diferentes actividades como: finalizar cuentos, comunicación de unos compañeros con otros y con el autor, comentar lecturas de reflexión iniciando un viaje hacia el interior, para identificar sus emociones. Los niños se esforzaban para expresarse mejor al querer establecer una verdadera comunicación con el autor.

  • Actividades para fomentar la comprensión lectora.

  • Sacar la idea principal y secundaria, trabajando los libros de texto y textos diferentes como recetas, poemas, textos expositivos…

  • Utilización del libro ilustrado, realizando un libro-fórum donde las imágenes complementan al texto, se introducen junto con las lecturas, olores, sabores, música.

  • Confeccionamos un cuento para Kamishibai en formato A 3 teniendo que crear texto de cuento (secuenciación) y su ilustración. También trabajar la empatía: ponerse en el lugar de los niños que van a escuchar el cuento… (emoción). La labor fue más ágil al saber que esos cuentos iban a ser escuchados por otros niños.

  • Lecturas contextualizadas: Antes (el niño debe saber sobre qué se va a leer para fomentar su interés), Durante (jugar con la emoción, música, disfraz, comida) y Después de las preguntas: promoción de comprensión de lectura y pensamiento crítico.

  • Encuentros con autor. Pepe Maestro, Gonzalo Moure, Mónica Rodríguez, Gómez Cerdá, Ricardo Gómez: entrevista, texto periodístico, biografía de los autores, entrar en su blog, poniendo en contacto con ellos y explicando qué había trabajado con ellos . En uno de esos encuentros con los autores, cuando los niños empezaban a sentir la lectura… “Tocamos el cielo”, se estableció una magia entre clase y autor, los niños sentían interés por la obra y la persona del autor, empezaban los contactos a través de e-mail, y al fin la emoción se hizo protagonista.

Y así empezó nuestro viaje con el Bubisher. Un proyecto que consiste en varios bibliobuses y dos bibliotecas fijas en los campamentos de refugiados de Tinduf (Sahara). Y surge el deseo de compartir algo con los niños saharauis… Los escolares quieren ayudar pero no saben cómo. Y se dan cuenta que lo mejor es compartir algo que ellos pueden tener en común: los sueños, las emociones…, es decir, las lecturas, los cuentos, las cartas cruzadas.


 

Y así crearon cuentos para ellos, poesías que iban y venían


 

Y las palabras como alas de mariposas se elevaran en el cielo llevando su preciada carga: trocitos de corazones de Málaga a Smara, de Smara a Málaga.

Desde que empezó nuestro viaje por el mundo de las letras, los duendes, las hadas y la magia de los cuentos se pasean por nuestro colegio y nos traen la inspiración. Aparecen palabras, historias que nos hacen ver niños, niñas, arcoiris, malvados, detectives… Un mundo dentro de otros mundos.

Nos encanta celebrar nuestro Certamen literario, todos los años, desde la biblioteca escolar, porque estamos convencidos de que unos niños que leen tienen más opciones en la vida. Unos niños que sueñan tienen más fuerza para seguir adelante. Los niños que ven estimulada su curiosidad comienzan a ver la enseñanza como herramienta para satisfacer la curiosidad, dejando atrás la sensación de obligación poco comprensible.

En definitiva, unos niños que cuentan, hablan, escriben y escuchan formarán sin duda una sociedad mejor. Y esa es nuestra labor, nuestro trabajo. No dejéis de creer en las palabras, en la poesía, porque ellas sí pueden cambiar el mundo. Pase lo que pase ellas seguirán ahí esperándonos y un día cualquiera cogeremos un libro y al abrirlo…”


 


 


 


 

* Yolanda Claros Torres es responsable de la BECREA

del CEIP Julio Caro Baroja de Málaga

Sigue leyendo

Publicado en Experiencias, Sin número | Comentarios desactivados en Tocando el cielo

La biblioteca escolar del CEIP Madrigal y Padial al servicio de la comunidad educativa

“La animación a la lectura debe transmitir el goce de la palabra, más que el espectáculo en torno al libro, y debe inscribirse en un contexto de globalización cultural.

La formación de maestros requiere un conocimiento de la literatura general y de la literatura infantil, y debe ser reflejada tanto en los planes de estudio como en las actividades para el perfeccionamiento y actualización del profesorado.

Es básica la labor de la familia, la escuela y la biblioteca pública como orientadores sobre los libros más adecuados para la formación del gusto por la lectura.”

(III Simposio Nacional de Literatura Infantil y Lectura. Salamanca 1994)

 

 

Primera fase

Hasta hace pocos años las bibliotecas escolares eran unos espacios donde se guardaban libros que, como mucho, se organizaban por edades de lectura o colecciones y que se utilizaban como préstamos para los alumnos y alumnas. Luego existían otros materiales, escritos, de imagen o de sonido, que estaban “esparcidos” por distintas dependencias de los centros. A modo de ejemplo: los audiovisuales estaban en el almacén de materiales, como materiales didácticos; las enciclopedias estaban en departamentos o tutorías, así como los cuadernos de apoyo y libros de texto; los materiales legislativos o editados por ministerio o consejería, en los despachos de dirección o jefatura de estudios; y en las aulas solía haber una amalgama de libros de lectura viejos, dejados por antiguos alumnos o maestros, materiales curriculares de diversos niveles, algún viejo diccionario o pequeña enciclopedia juvenil…, que solía pasar de maestro en maestro como un tesoro que todos los años se ordenaba   a comienzo de curso y que seguía allí a final de curso hasta que el siguiente maestro o maestra le daba otro cambio organizativo sin que nadie se atreviese a hacer un buen expurgo.

Además de los materiales que llegaban al centro en contadas ocasiones se informaba al profesorado. A veces, por casualidad, uno se encontraba algo interesante perdido en algún estante de armario y que daba ideas para innovar algún aspecto curricular, con la confianza de que alguien ya lo había puesto en práctica.

También el material que el centro adquiría estaba ligado a los intereses bien del equipo directivo, bien de las editoriales. Rara vez había un protocolo de adquisición de materiales.

Pero en muchos centros, gracias a maestros y maestras, amantes de la lectura y sabedores de la importancia que ésta tiene para el desarrollo personal y educativo de sus alumnos y alumnas, de manera altruista, dedicaban tiempo para que al menos funcionara el préstamo, bien de biblioteca de centro o bien de biblioteca de aula.

Hoy, sin embargo, gracias a ese esfuerzo y al convencimiento por parte de las administraciones educativas de que el fomento de la lectura es fundamental no sólo para el desarrollo personal sino también para el desarrollo social  de los ciudadanos, las bibliotecas escolares se conciben como Biblioteca Escolar, Centro de Recursos para la Enseñanza y el Aprendizaje (BECREA). Un lugar donde se gestionan y concentran todos los recursos pedagógicos que posee el centro.

Hace trece años nuestro centro, el CEIP Madrigal y Padial de Vélez de Benaudalla de Granada, estaba en las mismas condiciones que he expuesto anteriormente y además se unía que el municipio no contaba con biblioteca pública. Así que comenzamos haciendo un estudio de la situación de partida y sacamos las siguientes conclusiones:

Con respecto a la biblioteca escolar:

  • Material de biblioteca mal organizado, mal aprovechado, mal utilizado.
  • Espacios inadecuados e infrautilizados.
  • El profesorado carecía de formación para sacar mayor aprovechamiento a los recursos que teníamos en el centro.
  • Acceso exclusivo de profesorado y alumnado a esos espacios.
  • Dejar de ser llevada por algún maestro o maestra que hacía lo que podía, individualmente sin apoyo, sin medios, a veces único foco de motivación a la lectura sin relación con el Proyecto Curricular ni con el Plan Anual de Centro.

Con respecto a los niveles de lectura en el centro:

  • No se trabajaba bien el desarrollo del lenguaje oral.
  • Se cometían errores referentes al aprendizaje lector (confundir oralizar con leer, no practicar entrenamiento lector, medir la velocidad lectora sólo desde la oralización y no desde la lectura ideovisual, mal enfoque de la lectura colectiva…
  • Se cometían errores referentes al aprendizaje escritor (proceso de enseñanza enfocado exclusivamente en el sistema de escritura y no en el lenguaje escrito, leer primero y escribir después, proceso no motivacional y a veces traumático para algunos alumnos y alumnas, no se tenía en cuenta el proceso individual…)
  • El profesorado no conocía la literatura infantil en todo su desarrollo (autores, ilustradores, editoriales especializadas, recursos en la red…)
  • Había carencias de hábitos lectores que no mejoraban exclusivamente con los temarios y programaciones editoriales que van implícitos con la utilización del libro de texto como única herramienta.
  • No trabajamos bien con la estructuras propias de la diversidad de textos (literarios, informativos, expositivos, enumerativos, prescriptivos).
  • Faltaba formación en general sobre lectura, escritura y animación a la lectura.

Tras este análisis vimos con claridad que debíamos modificar nuestras actuaciones tanto a nivel de centro, como de etapa y ciclo, así como de aula. Comenzamos pues a planificar los cambios, intentando crear las condiciones que posibilitaran la integración de la biblioteca escolar en el trabajo cotidiano del centro, teniendo en cuenta que para ello era necesario también un cambio de actitud por parte del profesorado ante estos retos. De poco sirve tener una buena sala, correcta dotación de fondos, buena organización…, si el claustro de profesores no asume que la biblioteca escolar es una herramienta valiosa e imprescindible para alcanzar muchos de los objetivos  planteados en nuestro Proyecto Educativo.

Tras este análisis se propusieron una serie de cambios:

Con respecto a la biblioteca escolar nos planteamos los cambios a medio plazo, pues estábamos esperando la construcción de nuevo edificio, que ha tardado 9 años en llegar, pero ha venido bien para ir madurando y preparando todo poco a poco:

  • Que todos los medios que había en el centro se unificaran en un espacio único, a ser posible también de uso exclusivo.
  • Pedir formación para el profesorado en este campo.
  • Que la biblioteca estuviera abierta al uso de toda la comunidad escolar.
  • Que el uso de la misma configurara una comunidad de lectores polivalentes, con acercamiento a la lectura de textos literarios, informativos, audiovisuales o multimedia.
  • Que la biblioteca sirviera de centro de formación de destrezas para la consulta eficaz de las distintas fuentes informativas, la selección crítica de las informaciones y la construcción autónoma del conocimiento.
  • Que la biblioteca apoyara el desarrollo de las competencias lecto-escritoras (comprensión, reflexión, capacidad crítica, análisis…), objetivo prioritario del currículo en la educación obligatoria.
  • Que la biblioteca incidiera en el aumento de las aficiones lectoras del alumnado y en la lectura como práctica continuada.
  • Que desde la biblioteca se elaboraran proyectos globales de lectura a medio y largo plazo a través de la confección de un plan adaptado y sistemático de actuaciones.
  • Que la biblioteca fuera el centro de recursos de toda la información que llegue al centro relacionada con la enseñanza, el aprendizaje, la lectura, la cultura… en los distintos formatos (audiovisual, papel e internet).
  • Que la biblioteca ayudara al tratamiento transversal de la lectura en las distintas áreas.
  • Que la biblioteca fuera un lugar donde se respirara trabajo en equipo, investigación, lugar de ocio, encuentro de ideas y conocimientos…
  • Que la biblioteca fuera un medio para la coordinación del centro con otras instituciones, familias y otros agentes que intervengan en la formación del alumnado.

Con respecto a los niveles de lectura en el centro:

  • Potenciar el lenguaje oral en todos los ciclos, pero especialmente en infantil y primer ciclo de Primaria. Se usará para ello algún programa de desarrollo cognitivo, como el Bereiter y estrategias sistemáticas que provoquen en el lenguaje cotidiano de alumnos y alumnas la necesidad de construir bien el lenguaje oral.
  • Poner en marcha el entrenamiento lector desde 1º de Primaria con programas específicos como MATEL (Materiales de entrenamiento lector), método Doman, sesiones teóricas sobre la lectura (modos de lectura, tipología de textos, listas almacén…)
  • Potenciar la creación literaria sistematizando secuencias de trabajo con distintos tipos de textos, creación y edición de nuestros propios textos, potenciar el trabajo de borrador y la corrección colectiva, grupal, por parejas… además de la del profesor.
  • Potenciar la lectura con lectura diaria en el aula, lectura del maestro a los alumnos sirviendo de modelo, evaluando y calificando positivamente los avances lectores, potenciando la biblioteca de aula con lecturas motivadoras para los alumnos y fomentando el uso de la biblioteca.
  • Mejorar nuestro perfeccionamiento con formación de grupos de trabajo para autoformación y con expertos a través de cursos del CEP. Fomentar la formación en claustro para temas generales.
  • Elaborar anualmente un Plan Lector del centro y un Plan de Uso de la biblioteca.
  • Apoyar desde el aula los proyectos que se organicen o dinamicen desde la biblioteca tales como: apadrinamientos lectores, secciones documentales, celebración de efemérides, formación de usuarios…

 

Segunda fase

Lo contado hasta aquí refleja la idea de que nuestra biblioteca escolar fuera un CREA (Centro de Recursos para la Enseñanza y el Aprendizaje). Sin embargo, a raíz de la convocatoria del Plan LyB (Plan de Lectura y Bibliotecas) promovido por la Junta de Andalucía y a la nueva concepción pedagógica que supone el trabajo por competencias así como el trabajo con las TIC, comenzamos pues a rediseñar nuevas estrategias para que nuestra biblioteca abarcara algo más, algo que faltaba en el entorno de nuestro centro y que creíamos importante para la comunidad educativa, la falta de biblioteca pública en el pueblo con toda la carga cultural que rodea a este tipo de biblioteca.

Es a partir de ese momento, en el curso 2007-2008 cuando se comenzó a gestar la idea de biblioteca escolar como CREADIC (Centro de Recursos para la Enseñanza, el Aprendizaje y DIfusión Cultural).

Buscamos información y encontramos una normativa para municipios de menos de 5000 habitantes que data de 1985  (Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local), donde se promueve, que a través de las diputaciones provinciales, estos ayuntamientos pueden realizar convenios con otras instituciones, asociaciones, entidades privadas… para poder promover bibliotecas públicas. De este modo en el proyecto del Plan LyB ya se recogía el compromiso del ayuntamiento así como el del AMPA.

 

Biblioteca del CEIP Madrigal y Padial

El camino hasta nuestra BECREADIC se ha ido completando con las siguientes actuaciones:

  • Encuesta a todo el municipio sobre cómo les gustaría que fuera su biblioteca. Se ha realizado desde la comunidad escolar, desde el área de cultura del Ayuntamiento y desde el programa de Educación de Adultos, con la intención de que llegara a la mayor cantidad de gente. De ella se han recogido ideas para la mejora de la misma y la planificación de su funcionamiento.
  • Se ha formado una gestora de la biblioteca compuesta por la dirección y jefatura de estudios del centro, un representante del AMPA, el concejal del Área de Educación y Cultura del Ayuntamiento, el director del centro del programa de adultos, el responsable de la biblioteca escolar y varias madres/padres del equipo del servicio de apertura extraescolar. La periodicidad de reunión será trimestral y su función será la de gestión del servicio y planificación cultural de la misma (día del libro, semana cultural, horarios de apertura, búsqueda de ayudas tanto económicas como culturales, visita de autores e ilustradores…)
  • Mejor planificación del equipo de apoyo al funcionamiento de la biblioteca escolar, horarios, funciones y actuaciones.
  • Reunión trimestral de los encargados de la apertura de la biblioteca con el responsable para revisión de funcionamiento, dudas, planificación de su labor…
  • Planteamiento de cambios metodológicos en el centro para que realmente la biblioteca escolar sea un CREADIC. Se ha planteado el trabajo por proyectos, trabajo colaborativo, aprendizaje de tareas, proyectos integrados. Durante este curso hemos estado formándonos en este terreno y haciendo prácticas para ir realizando cambios en las programaciones de ciclo y aula, y preparar el camino para el curso que viene.
  • La asignación del nombre de la biblioteca “Fahrenheit 451” tiene un gran valor sobre la marcha de nuestra biblioteca, al ser la primera biblioteca escolar que se adhiere al programa “Fahrenheit 451. Las personas libro”. Será el centro de las personas libro de Granada y como tal llevará implícito la organización de talleres, encuentros, jornadas de formación…

Esta segunda fase se ha visto potenciada, en el curso 2012-2013, con el edificio nuevo del colegio, la inauguración de la biblioteca y la apertura de uso a todo el pueblo.

Tres objetivos fundamentales intentamos conseguir con nuestra BECREADIC:

  1. La participación de la comunidad en la formación de lectores. Donde además de los aspectos formales de la lectura y acercamiento al libro, se intente llevar, a la mayor parte de niños y niñas de nuestra comunidad el carácter afectivo y emocional que supone en los primeros años de vida el contacto con la lectura y los libros. Cuanto mayor implicación familiar, escolar y social rodee al niño en este campo mayor posibilidad habrá de hacer “lectores y lectoras” con todo lo que lleva consigo estos términos.
  2. El segundo es hacer ver a toda la comunidad escolar que para un buen aprendizaje no basta sólo la labor de los profesionales sino que toda la comunidad está implicada en que sus componentes más jóvenes tengan ese buen aprendizaje. Y a su vez los profesionales deben de entender que la escuela no es un ente cerrado sino que cuanto mayor implicación social haya en ella y de ella en su entorno más rica será la formación de nuestros alumnos y alumnas y mayor grado de competencias se conseguirán.
  3. El tercer objetivo es llevar a nuestra comunidad actividades culturales, que sean sistemáticas y no puntuales, que tengan como centro la lectura y la biblioteca y que sirvan como una de las herramientas fundamentales para el desarrollo de la persona.

Por todo esto nuestra biblioteca plantea programas, unos ya en funcionamiento y otros a organizar a partir del curso que viene:

  • Apadrinamientos lectores.
  • Jóvenes Personas Libro y Personas libro. Talleres, Jornadas y Encuentros.
  • Clubes de lectura. Infantiles, en familia, adultos…
  • Talleres para padres y madres de infantil, para primeros lectores.
  • Maletas familiares o “maletas supermercado” (la idea de maletas supermercado es que en lugar de ser cerradas, se rellenan acorde a la edad de los miembros de la familia, al interés familiar y a algunas orientaciones del bibliotecario).
  • Encuentro con autores e ilustradores.
  • Asesoramiento al profesorado del centro (lectura, escritura, biblioteca y uso de TIC).
  • Talleres de escritura creativa con herramientas TIC (blog, bitácoras…)
  • Madres y abuelas cuenta cuentos.
  • Muestras de cine temático,
  • Charlas temáticas.
  • Aportaciones a la semana cultural.
  • Celebración de efemérides.
  • Exposiciones.
  • Dramatizaciones, teatro leído, títeres…
  • Biblioteca virtual (Intercambio de lectura a través de la red; los lectores ofrecen lectura y la biblioteca coordina los préstamos).

Blog del CEIP Madrigal y Padial

Es importante resaltar que se ha puesto en marcha un blog, que llevará otros blogs anexos, con el objetivo de servir de motor para el funcionamiento de la misma, sus programas, seguimientos de actividades, funcionamiento, acercamiento a otras bibliotecas escolares, formación del profesorado que llega nuevo al centro, programa lector, formación de usuarios, animación a la lectura, participación de las familias…

 

 

 

* Antonio Rodríguez Lao es responsable de la biblioteca escolar del CEIP Madrigal y Padial de Vélez de Benaudalla de Granada

Sigue leyendo

Publicado en Experiencias, Sin número | Comentarios desactivados en La biblioteca escolar del CEIP Madrigal y Padial al servicio de la comunidad educativa